Salomon GTX Active Shell Jacket: ¿Tormentas a mí?

¿Quién dijo que los impermeables no son para el verano? Un trail runner sabe que solo hay que subir a suficiente altura para encontrarnos con temperaturas bajas y climatología cambiante.

GTX_active_shell_m_gecko_grn_359171_03
Por eso, en Trail Hero os traemos uno de los chubasqueros punteros del mercado, el Salomon GTX Active Shell Jacket, al que le hemos dado mucha caña en pruebas como el UTMB y al que le hemos sacado todos los puntos clave que debes tener en cuenta. ¡No te pierdas esto!

Aunque viene el calor, en todas las ultras nos empiezan a “obligar” a llevar el impermeable con capucha y membrana de turno, ya que solemos subir a bastante altitud y pueden darse tormentas que, si no llevas uno bueno, tras unas horas pueden arruinarte la carrera y hacerte abandonar.

Uno de los modelos al que más kilómetros le hemos metido, es este Salomon GTX Active Shell Jacket, intentando plasmar en las siguientes líneas todas nuestras impresiones. Aun así, no tenemos duda de que en temas de chubasqueros podríamos estar toda una vida experimentando y no daríamos nunca con el material idóneo. Y es que cuando el agua no consigue burlar ni el poro más minúsculo deseamos con todas nuestras fuerzas que deje salir nuestro sudor, ya que cuando el aire no consigue pasar, nuestro cuerpo lucha por respirar.

Salomon GTX Active Shell Jacket 2

Material y diseño: Esta vez tenemos entre nuestras manos GORE-TEX® Active, un material que promete la máxima impermeabilización frente a agentes externos sin sacrificar la transpiración. Los puños son elásticos para ajustar a la muñeca e incluye un bolsillo en el lado izquierdo del pecho. Son unos 290 gramos, un peso bastante contenido, pero bastante lejos de los impermeables ultraligeros (seguramente sea culpa del bolsillo del pecho y de los ajustes de la capucha).

Han querido darle un diseño “minimalista”, prescindiendo de todo lo que no sea esencial (salvo ese bolsillo que comentamos). ¿Han acertado? Pues todo depende del estilo y la equipación de cada uno, pero hay cosas de las que han decidido prescindir y a algunos corredores les podría gustar tenerlas (como una abertura para el camelback en caso de llevar la mochila por dentro). Eso sí, estéticamente nos gusta…, especialmente en color amarillo, con el que no pasas desapercibido.

Comodidad: La realidad es que existen múltiples factores para analizar si un chubasquero es o no cómodo. Para empezar, elegir bien la talla es crucial para evitar molestias por el viento, pero hay otros detalles como el cierre de los puños o la capucha que pueden sacarnos de quicio. Por nuestra experiencia, un chubasquero cómodo es aquel que no sientes la necesidad de quitártelo inmediatamente porque te agobia o porque no transpira lo suficiente. Precisamente, ésta es la sensación que nos transmite el GTX Active Shell Jacket de Salomon.

Impermeabilidad y termorregulación: La clave de un buen impermeable con membrana está en las capas y en la calidad del tejido que utilizan. Es necesario que el agua no entre pero que deje salir el sudor que genera nuestro cuerpo durante su actividad deportiva. Esto se consigue utilizando un material con poros más pequeños que una molécula de agua, pero más grandes que una molécula de vapor. Sin embargo, el problema reside en que el sudor que generamos se condensa (en estado líquido) sobre nuestra piel.

Salomon GTX Active Shell Jacket 1

Generalmente, la estrategia utilizada reside en el uso de diferentes capas de tejido, dejando cerca de nuestra piel una capa muy transpirable que nos permita evacuar el sudor en estado líquido hacia otra capa superior. Cuando nuestra humedad corporal se “almacena” en esta capa superior, el propio calor de nuestro cuerpo hace que se caliente, se evapore y pueda escapar por la membrana exterior. Además, en este proceso, se evacua parte del calor que genera nuestro cuerpo, regulando nuestra temperatura.

El GTX Active Shell Jacket de Salomon hace muy bien su trabajo. Incluso con humedades altas (y algo de lluvia), nos mantiene secos y calientes. Por ejemplo, tras 12 horas entre las emblemáticas y frías cumbres del Montblanc, esta prenda nos mantuvo prefectamente secos y protegidos con una simple camiseta técnica de primera capa.

Como es habitual en este tipo de prendas, utilizan costuras termoselladas para evitar que se cuele la humedad. Sí es cierto que la ejecución de Salomon es de sobresaliente (no todo el mundo que las fabrica las ejecuta con la misma calidad). El sellado de las cremalleras también es excelente, aunque al cerrar la cremallera principal, nos da la sensación de que se queda demasiado rígida… no es nada importante, pero a veces nos desquicia cualquier cosa cuando vamos reventados.

Resistencia y durabilidad: Es difícil analizar la resistencia en una prenda tan sensible a enganchones o rozaduras ya que, en ocasiones depende mucho de la suerte, del terreno al que te enfrentes o, por qué no decirlo, del cuidado que tenga el corredor con su material.

En un famoso blog de automóviles leí la siguiente frase: “Todos los coches del mercado van bien por autovía. Si de verdad quieres saber cuáles son mejores, conviene que los pruebes en un circuito llevándolos al límite”. En nuestro caso concreto, no somos especialmente cuidadosos con las prendas, porque siempre buscamos los puntos débiles y (como dice la frase) tratamos de llevarlas a su límite en todos los aspectos.

A este chubasquero le hemos metido unos 600 kilómetros por todo tipo de terrenos y sigue en buen estado (el estado real lo tenéis en las fotos que tenéis abajo).

Almacenamiento: Hay poco que decir… Únicamente tenemos un bolsillo en la parte superior izquierda pensado para guardar y mantener seco un teléfono móvil. Sí es importante destacar que no es un impermeable adecuado para aquellos que estéis acostumbrados a cubrir vuestra mochila o el resto de elementos con el chubasquero. No tenemos aberturas, ni bolsillos de almacenaje, ni un simple agujerito para sacar un tubo de hidratación. Pero, ¡ojo!, no es que sea un fallo de diseño, símplemente está concebido para un uso diferente.

El test: Hemos probado muy a fondo este chubasquero y podemos decir que a nivel impermeabilidad cumple lo que promete, no es barato (originariamente eran unos 300€, pero ahora está rebajado a unos 200€), pero se trata de un elemento que puede salvarte la carrera e incluso la vida si te sorprende una tormenta.

Ha resistido a roces y enganchones, y se ha portado bien. Como punto negativo, tenemos el tema de su único bolsillo y la cremallera poco dócil, que son sin duda cosas que Salomon ha tenido que poner al final de la lista de prioridades para alcanzar la ligereza de esta prenda.
En resumen, es un chubasquero ultraligero de gama alta que nos va a resistir, salvo casos graves, toda la caña que le demos y nos salvará de quedarnos helados y empapados si hay tormenta. Sin duda buena elección.

Rating (0-10): 7,8

  • Material: 7
  • Comodidad: 8
  • Durabilidad: 8
  • Diseño: 7
  • Termorregulación: 9
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s