SALOMON WINGS PRO (2015): Correr soldado a la montaña

Si hay una marca con años, modelos y PROs a sus espaldas, esa es Salomon. Seguro que estamos de acuerdo en que todo el que empieza en la carreras de montaña ve a Salomon como referencia, porque es la que representa a muchas bestias de este deporte. Pero no nos engañemos… no somos ellos, y por eso siempre analizamos el material desde el punto de vista de corredores “reales”.

Salomon ha tratado de hacer de estas Wings Pro (2015) unas zapatillas algo más aptas para pies anchos de lo que suele ser habitual en sus productos, con una sobredosis de sujeción y confiando en su suela Contagrip con un taco medio pero con un compuesto mucho más duro que promete más aguante. Vendrían a ser las Salomon más orientadas a pesos pesados de pies anchos que quieren correr largo y rápido sin preocuparse por las bajadas técnicas. ¿Qué?, ¿nos lo creemos? Vamos a verlo.

Para ubicar las Wings Pro en un “segmento” de zapatillas, deberíamos tener en cuenta que van enfocadas a largas distancias y pesos elevados. Salvando las distancias, podríamos compararlas con las Riot de Adidas, las Mujin de Mizuno, o las Ultraraptor de La Sportiva.

Abrimos la caja y lo primero que nos llama la atención, además del diseño atractivo y típico de Salomon, es su suela alta. Normalmente la marca usa perfiles más bajos, pero en este caso han buscado más amortiguación y se nota desde el primer vistazo. Debajo de ésta nos encontramos los clásicos tacos en forma de V de Salomon que tan buen resultado han dado siempre. Respecto al peso no nos ha llamado mucho la atención y es que con sus 345 gramos no destacan ni por ligeras ni por pesadas; son muy estándar.

Nos las calzamos, ajustamos los cordones con su también clásico QuickLace y salimos a analizar punto por punto todas las características de estas Wings Pro:

Suela y agarre: Básicamente, se trata del mismo chasis que la SLAB XT6. En estas Wings Pro nos encontramos subidos a 20mm de talón y 9,5mm de metatarsos, lo que significa un Drop de 10,5mm que nos hace ganar una estabilidad enorme y que se agradece mucho en las bajadas, donde el tobillo no se nos ha ido ni una sola vez. La verdad que hemos alucinado con lo rápido que podemos bajar con ellas. Cuenta con un control de pronación que limita un poco la amortiguación pero que hace que no se nos vaya demasiado el pie si pisamos en una zona irregular.

La suela es una Contagrip con tacos de tamaño medio en forma de V y con una profundidad algo menor que los modelos de competición de la marca. Si lo intentas, puedes flexionar los tacos con los dedos, pero notando que son sensiblemente más resistentes que los que podemos encontrar en otros modelos como las Speed Cross. El resultado ha sido bueno en terrenos técnicos y han aguantado muy bien, aunque al tratarse de un compuesto algo más duro, debemos ir con cuidado en roca mojada o barro porque en estas superficies no agarran tanto.

La estabilidad que aportan nos ha parecido excelente. Esto viene dado por el chasis ACS que montan y gracias al cual hemos podido bajar a gran velocidad pendientes muy técnicas durante mucho tiempo sin problemas, sustos o lesiones.

Upper: Con solo un vistazo al upper reconocemos el sello de Salomon. Las Wings Pro cuentan, como la mayoría de la marca, con el sistema de suección SensiFit, que se basa sobre todo en estas bandas laterales  que envuelven el pie por ambos lados proporcionándonos un agarre eficaz. Eficaz hasta el punto de notar que, pises como pises y a la velocidad que pises, la zapatilla forma parte de tu pie.

IMG_20151027_191544

Las Wings Pro llegan hasta muy arriba en el tobillo. Esta caña tan alta nos aporta (tras un poco más de dificultad al meter el pie) una sensación de sujeción enorme y nos protege algo más de cortes o roces producidos por ramas y rocas. Los materiales utilizados son muy resistentes y se nota que Salomon no es novato a la hora de sacar una zapatilla para la montaña; su equipo de desarrollo sabe de sobra por donde se destrozan, doblan y rompen. Cada parte que vemos reforzada es una parte que se lleva “castigo” y por el contrario las zonas de menos fricción o riesgo han sido aprovechadas para ventilación y comodidad.

La puntera es demoledora, puedes patear rocas (típicos punterazos involuntarios que tenemos a veces) sin que tengas ni siquiera molestias.

Lengüeta y cordaje: Este es un punto diferencial pero también decisivo a la hora de elegir o no estas zapatillas. El famoso sistema QuickLace de cables funciona de maravilla, pero no está hecho para todos los pies. Si tienes un empeine elevado y los flexores de los dedos muy sensibles o expuestos, piénsatelo bien antes de elegir este modelo porque los cables se “clavan” demasiado. Y ojo con esos pequeños topes que apoyan sobre la delgadísima lengüeta, porque tras 2-3 horas de bajas pronunciadas pueden acabar siendo una tortura.

Si no es tu caso y te encaja bien, es una zapatilla que te va a enamorar. Te recomendamos probar diferentes puntos de tensión hasta que encuentres el que te agrada, procurando evitar los extremos, para que no se te vayan los dedos a la puntera (perdiendo uñas) ni te cortes la circulación en la parte superior del empeine. Una vez que das con el punto de tensión perfecto, puedes guardar tranquilamente los cordones en su bolsillo de la lengüeta y liarte a hacer kilómetros, porque no se mueven nada.

La lengüeta es algo curioso, nace desde los laterales y desde casi la puntera con un tejido flexible y cómodo que nos va recogiendo el pie y no se mueve. Si tuvieran algo más de acolchado, quizás podríamos hablar de una zapatilla algo más apta para “empeines delicados”. Salvando este detalle funciona muy bien.

Comodidad: Punto importante en este modelo. Hay que estar atento porque podemos encontrarnos con los dos extremos que os contábamos antes: los que cuando las prueban no quieren quitárselas ni para dormir y los que no soportan dar tres pasos con ellas por el dolor del QuickLace.

Por este motivo, si eres de empeine alto y has tenido algún problema con cordones muy apretados, Neuroma de Morton o cosas similares, NO es tu modelo. Si no es así, tienes suerte porque vas a ir soldado a la montaña a toda la velocidad que te den tus piernas sin notar nada.

WINGS PRO SALOMON

Sobre la plantilla, lo que Salomon llama OrthoLite, es muy cómoda y se ajusta sin problema. Esa zona negra que tiene alrededor con un tacto engomado hace que el pie se acomode, suavizando la unión entre la plantilla y la “pared” del upper por la zona interior de la zapatilla, evitando así ese molesto “pellizco” que hemos sufrido a veces y que nos provocaba ampollas o rozaduras.

Durabilidad: Exactamente 457,2 kilómetros por terrenos de alta montaña, pistas, senderos, barro, nieve y roca (mojada y seca). Así han quedado después de este test intensivo y ha sido de los pocos modelos que debemos reconocer que no hemos sido capaces de destrozar. Los tacos siguen aguantando y aunque hay desgaste en los tacos de la puntera, la zona del puente está un poco “limada” y el upper arrugado por ciertas zonas (pero no termina de romper). Pensábamos que la tela que cubre los dedos por arriba podría rasgarse con ramas o rocas pero no ha sido así.

 

Precio: 135€ es lo que nos piden en la tienda por este par de “neumáticos” para hacer kilómetros hasta aburrirse. Es un precio que está en la media y que nos parece razonable por el resultado obtenido.

El test: Muchos kilómetros y no hemos sido capaces de sacar una foto de ellas rotas, ¡con lo que nos gusta! Sin duda la sensación que más ha destacado ha sido la enorme estabilidad que nos permite bajar como no habíamos bajado hasta ahora por terrenos muy técnicos. Si pesas más de 80kg no te las recomendamos para hacer tiradas de más de 40km pero si te va bien el QuickLace y vas a hacer algo técnico y seco te vas a sorprender por su capacidad para hacerte olvidar esguinces, resbalones y aquello de “bajar con cuidado”.

IMG_20151108_115930

En resumen, nos ha parecido un zapatillón estable y duro, que si no fuera por el tipo de cordaje recomendaríamos a todos los corredores de pesos medios o altos para tiradas técnicas, cortas o medias.

Rating: 7,4

Agarre: 8
Comodidad: 7
Durabilidad: 8
Amortiguación: 7
Ligereza: 7

Anuncios

7 comentarios en “SALOMON WINGS PRO (2015): Correr soldado a la montaña

  1. Buenas noches, en primer lugar, gracias por tu trabajo. Me había decidido por las riot 6 pero después de leer tu comentario sobre la anchura de la horma, me has hecho dudar. Ahora leo este review con ilusión y encuentro el mismo problema. Tengo el pie estrecho y ligeramente pronador, por lo que tengo sensaciones de que el pie se me escurre hacia el interior de la zapatilla si la horma es ancha. Peso 67 kg y necesito ayuda con la elección de las zapatillas, suelo rodar 40 o 50 km semanales y hago competiciones que rondan entre 10 y 30 km. Mis ritmos en este momento no son altos porque he salido de una lesión. Muchas gracias por adelantado.

    • Hola! Para esas distancias, si las quieres para competir, y no te dan problemas los QuickLace de Salomón te recomiendo estas. Si lo que buscas es comodidad en empeines y ajuste en ese pie estrecho buscaría algo con una horma que se adapte mejor ya que las Adidas puede que te dejen resbalar el pie dentro.
      Muchas gracias y cuentanos por cuales te decantas y el resultado.

    • Hola Matías, en trailrunning el tipo de pisada no afecta prácticamente por lo que todas o casi todas las marcas las hacen neutras exceptuando algunos modelos. Estas son neutras.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s