Nathan ZEPHYR FIRE 300: Un “frontal de mano” para tus salidas nocturnas

Cuando llega esta época del año solemos ver nuestra rutina de entrenamiento algo trastocada por culpa de estos días de poca luz que hacen que nuestro tiempo de ocio coincida en gran parte con las horas de oscuridad. Nathan nos trae una propuesta para hacer que esto no sea un impedimento: su ZEPHYR FIRE 300.

IMG_20151210_185326~2

Se trata de una linterna resistente a polvo y salpicaduras, con una forma ergonómica y un sistema de sujeción regulable para llevarla en la mano de forma que podamos iluminar nuestro camino en aquellas zonas en las que corremos riesgo de pisar donde no debemos y caernos o lesionarnos aportándonos hasta 359 lumens en su modo de máxima potencia.

A los que estamos muy acostumbrados a correr ultras o tiradas nocturnas con frontal, este juguete nos resulta curioso por varios motivos que os explicamos a continuación. ¿Quieres saber más?

Sacamos el “juguetito” de la caja y lo primero que nos sorprende es el peso, sólo 117 gramos, y lo cómodo que resulta llevarlo con las correas de mano. Es cierto que a algunos les puede resultar extraño o incómodo de primeras, al notar que con esa mano no vas a poder apoyarte si lo necesitas, pero es algo que también tenemos en cuenta en esta review.

Al colocárnoslo encontramos dos botones al alcance de nuestro dedo indice; uno enciende la luz principal y permite cambiar de modo mientras que el otro activa el modo de emergencia, que emite un pitido intermitente a la vez que parpadea un led rojo en la parte trasera.

Funciona con una batería interna que se recarga con un cable USB (como un teléfono móvil) y no acepta otras pilas. Una vez cargada a tope, para lo que necesita unas 5 horas cuando está totalmente descargada. En las siguientes líneas analizamos lo que es capaz de hacer y si realmente merece la pena.

Peso: Como decíamos, marca menos de 120gr en la báscula, aunque con el sistema de correas en la mano bien ajustado es prácticamente imperceptible, aunque a nivel potencia/peso no gana al SILVA Trail Speed Elite que probamos aquí recientemente (aunque sí le gana en precio).

Batería: Cuando estamos en la montaña por la noche dependemos enormemente de este parámetro. En este caso los chicos de Nathan nos traen una batería de 3,7V de litio recargable con Micro USB y que no acepta pilas de repuesto. Respecto a la autonomía, indican una vida de batería que varía entre las 3 horas en su modo de máxima potencia y las 12 horas en el modo más bajo. Aunque como decimos depende del modo que usemos (de los cuatro entre los que podemos optar) el resultado que hemos obtenido en salidas normales aumentando potencia en las bajadas técnicas y usando el modo más bajo en subidas y pisteos, de unas 3 horas y media. Hay modos a los que no les vemos mucho sentido, como el llamado “estroboscópico” o intermitente (aunque hemos leído por ahí que ahuyenta a los perros).

Intensidad: Contamos con un led de alta potencia que nos entrega 359 lumens en la posición de máxima potencia, con un alcance de 104 metros y con una luz blanca que evita sombras molestas. Respecto a la intensidad nada que objetar; sin embargo, nos hubiera gustado que el foco fuera de amplitud regulable o algo más amplio ya que el haz de luz está demasiado concentrado y, teniendo en cuenta que lo llevamos en la mano mientras corremos,  se va a ir balanceando bastante. La potencia para el resto de modos es la siguiente:

Modo Brillo
 
Sprint 359 lumens
High 124 lumens
Low 69 lumens
Strobe 40 lumens

Fiabilidad: Cuando hablamos de este tipo de accesorios tecnológicos, siempre tratamos de analizar este punto ya que nos gusta cerciorarnos de que las especificaciones que aparecen en la etiqueta se cumplen a lo largo de la vida útil del dispositivo. En este caso, el Zephyr Fire 300 no nos ha dado ninguna mala sorpresa y ha cargado correctamente e iluminado adecuadamente cuando se lo hemos pedido. Hemos agotado diez ciclos completos de batería y hemos corrido muchas horas nocturnas con él, en condiciones de humedad y lluvia en las que no nos ha dado ninguna sorpresa.

Captura de pantalla 2015-12-17 a las 20.59.35

Tecnología: Además de cumplir con el estándar IPX4, que implica resistencia a cualquier condición meteorológica, cuenta con un led en la parte trasera que parpadea en rojo para permitir ser vistos. Curioso también el sistema de emergencia, que consiste en un botón, junto al botón de encendido de la luz principal, que hace que la linterna emita un pitido intermitente en caso de que nos ocurra algo para que sea más sencillo localizarnos.

Precio: Son 59€ lo que marca la etiqueta de esta linterna de mano. Si eres de los que no soporta llevar un foco en la cabeza por ligero que sea y no hace salidas demasiado largas de noche, puede ser una buena opción. Lo podéis encontrar en tiendas especializadas o en la web.

Captura de pantalla 2015-12-17 a las 20.58.18

Durabilidad: El hecho de correr en montaña y llevarlo en la mano hace que involuntariamente alguna vez nos apoyemos en un tronco de un arbol o alguna roca y se lleve roces o pequeños golpes, pero aún así no hemos roto nuestro Zephyr de prueba en ninguna salida, por técnica que haya sido. La homologación IPX4 le hace inmune a que llueva o a que lo lleves una noche calurosa sudando mucho, por lo que en el aspecto de la durabilidad, quitando el desgaste natural de la vida de la batería, nada que objetar.

El test: Hemos usado el Zephyr como único elemento de iluminación, pero también como complemento del frontal en salidas muy técnicas de noche. El resultado ha sido positivo cuando lo hemos usado como complemento aunque cuando se trata de tu única opción de iluminación, se hace un poco “raro” el ir moviendo ese brazo de forma “no natural” para ir enfocando el camino.

En bajadas muy complicadas lo hemos usado con gran satisfacción para dar aún más luz al terreno como foco extra al frontal que llevábamos en la cabeza. El resultado fue casi como bajar de día.

IMG_20151210_185315~2

En resumen, lo vemos una herramienta útil para esas salidas por zonas poco iluminadas en las que lo necesitas puntualmente, como complemento a tu frontal habitual o como iluminación esporádica en salidas cortas de menos de 2 horas en montaña. Si el uso que le vas a dar va más allá, no nos parece la herramienta más adecuada y te recomendaríamos tirar más por un buen frontal.

Rating: 7,1

Peso: 8

Batería: 6

Intensidad: 6

Fiabilidad: 9

Tecnología: 7

Precio: 6

Durabilidad: 8

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s