MIZUNO WAVE MUJIN 2: A medio camino

Han caído en nuestras manos las Mizuno Wave Mujin 2, una evolución lógica de sus predecesoras que no salieron muy bien paradas en la review que les dedicamos hace poco más de un año.

Esperamos que la marca japonesa haya aprendido de sus errores y haya sido capaz de ofrecernos una zapatilla de alta gama acorde con su prestigio en el mundillo runner. Y para comprobarlo, nada mejor que kilómetros y kilómetros. No dejes de leer!

Al sacarlas de la caja ya nos damos cuenta que se han producido sustanciales cambios a nivel de protección y upper, reforzando las zonas críticas para evitar el desgaste prematuro. ¡Bien! Recordemos que en la review del modelo anterior, el upper “cascó” en apenas 300 kilómetros. Además nos adelantan que nuestro pie quedará más sujeto al calzárnosla.

Nos encanta cuando las marcas son capaces de reaccionar ante las críticas populares, aunque para ver si los cambios realmente funcionan nos queda pasar de la teoría a la práctica… Ponemos rumbo a la montaña y arrancamos.

Ajuste y comodidad: Al calzarla rápidamente notamos que su interior es extremadamente cómodo. Se trata de una zapatilla de horma ancha, hasta tal punto que nuestros probadores han necesitado medio número menos del que utilizan habitualmente. Al ajustar los cordones, la zapatilla se adapta perfectamente y podemos comprobar que las protecciones del upper también nos dan una mayor sensación de sujeción del pie. Pero no te olvides… si eres de horma estrecha seguramente no es una zapatilla adecuada para ti.

La pisada es amortiguada en el talón y bastante más dura de media suela hacia adelante. La lengüeta está acolchada lo que da una agradable sensación de comodidad y permite que al ajustar los cordones estos no nos aprieten en exceso el empeine. Aunque resulta cómoda, la sensación inicial que tenemos al comenzar a trotar es que es algo aparatosa, con su horma ancha y sus 245 gramos.

Con el paso de los kilómetros esta sensación no ha desaparecido y seguimos notándolas cómodas por más que las usemos.

Suela: No entraremos en detalles técnicos sobre el compuesto porque en su web seguro que encontráis toda la información que necesitáis pero, según nuestras sensaciones, su comportamiento es mucho mas correcto. Han conseguido dotar a la media suela trasera de la zapatilla de una amortiguación que en cualquier tipo de terreno nos transmite una buena sensación de comodidad y sobretodo de estabilidad.

El problema aparece de medio pie en adelante donde la suela es mucho mas fina. En todas nuestras salidas, a partir del kilómetro 20 o 25, hemos empezado a notar en nuestros metatarsos todas las irregularidades del terreno, provocándonos bastante dolor cuando hemos tenido que lidiar con pistas pedregosas.

Sujeción y estabilidad: Sin duda, el punto fuerte de esta zapatilla. El sistema de cordones permite un ajuste óptimo que la dejan casi como un guante. Incluso si tienes el pie estrecho, tienes la opción de apretar el cordaje con intensidad, ya que la lengüeta acolchada se encargará de repartir y amortiguar la tensión para evitar los típicos problemas en el empeine. Como detalle, echamos en falta un sistema que nos permita sujetar la lazada, que en algunos casos puede quedar muy grande.

Nos ha parecido una zapatilla muy estable que no nos ha dado ningún susto a nivel de torceduras gracias a sus sistemas de adaptación al terreno y a sus tacos en forma de “x”.

Agarre: En este aspecto no ha variado sustancialmente su comportamiento respecto a su modelo antecesor. Así, gracias a los tacos en forma de “x” (o Xstuds, como los llama la marca), nos proporciona un agarre aceptable en terrenos no muy técnicos, aunque cuando las hemos metido en zonas de arenisca y piedra suelta su comportamiento ha vuelto a ser ligeramente irregular, dándonos varios sustos en forma de resbalones.

En terrenos húmedos y hierba se portan bien, aunque el barro hace que sus tacos colapsen rápidamente hasta el punto de habernos provocado varias caídas en días de lluvia. Por ultimo, y como nota negativa, en roca mojada no nos dieron ninguna seguridad. El compuesto Wet Traction, con el que la marca anuncia “una inmejorable tracción sobre el terreno mojado” no lo hemos notado por ninguna parte.

Las Mujin 2, han heredado el canal en forma de “X” de la parte intermedia, una característica que funciona y que nos ofrece una gran flexión adaptándose perfectamente a las irregularidades del terreno.

Durabilidad: En este aspecto es donde la marca se ha puesto las pilas y han aguantado nuestras pruebas con mejor nota. El upper, por ejemplo, se ha reforzado de manera notable y no le hemos hecho ni un solo arañazo en más de 500 kilómetros. Además de contar con un upper más resistente, también es más transpirable…; dos mejoras en una y minipunto para Mizuno. En la imagen se puede apreciar la diferencia con el modelo anterior.

mizuno-wave-mujin2-12

Diferencias en el upper entra las Wave Mujin (izquierda) y las Wave Mujin 2 (derecha).

En cuanto a la suela, todos los tacos han aguantado en su sitio, aun habiéndoles dado bastante “caña”. Eso si, se aprecia que todo el material EVA (en amarillo en las imágenes) ya se está desgastando y rompiendo en ciertas zonas.

Con el extra de amortiguación en la parte del talón, la marca japonesa ha evitado el problema de deformación que expusimos en el anterior modelo. Esta vez parece que han aguando y, aunque tienen cierta tendencia a perder su forma original con el paso de los kilómetros y deformarse hacia adentro, han conseguido solucionar la severa deformación de la suela en la zona del talón que las dejaba inservibles a la primera de cambio.

Precio: Unos 110€ nos piden en la tienda por este par de guerreras, un precio ligéramente por debajo de la media.

El test: Les hemos metido más de 500 kilómetros en terrenos diversos: desde alta montaña (hierba y roca) a terreno más árido, duro, con arenilla suelta, pasando por zonas reviradas de senderos y lo cierto es que nos ha parecido una zapatilla correcta. No destaca especialmente en ningún aspecto, pero tampoco tiene grandes defectos, que no es decir poco. Resulta apta para todos los terrenos, ya sean secos o húmedos, pero no podemos esperar grandes prestaciones ni en roca mojada ni en terrenos embarrados.

Al contrario de lo que aconseja el fabricante, no la recomendaríamos para distancias de Ultra, ya que los metatarsos se pueden ver seriamente afectados. Distancias hasta Maratón pueden resultar más adecuadas para esta zapatilla, aunque es posible que dependa en gran medida del físico y las costumbres de cada corredor. Del mismo modo, tampoco estamos de acuerdo con el rango de peso para el que las recomiendan (70-90kg) y las ubicaríamos en una franja más cercana a los 60-75kg.

La durabilidad, que era el gran “pero” de sus predecesoras, ha dejado de ser un problema, por lo que nos parece que conservan una adecuada relación calidad-precio.

En resumen, estamos ante una zapatilla correcta, que no destaca ni defrauda en ningún apartado, que ahora sí es capaz de resistir las exigencias de los corredores de montaña y que recomendaríamos para entrenos y carreras de distancia media.

Rating (0-1): 7,2

  • Agarre: 7
  • Comodidad: 8
  • Durabilidad: 7
  • Amortiguación: 7
  • Ligereza: 7
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s