RaidLight Responsiv 8L: Mochila ultraligera llena de buenas ideas

Como todos sabemos, lo más importante para correr trails son tus patas, pero la mochila donde llevaremos todo lo necesario para aguantar el paso de los kilómetros podría ser lo siguiente junto a las zapatillas. Empiezan a aparecer en el mercado modelos muy evolucionados que consiguen en el mínimo peso y tamaño una enorme comodidad y capacidad y que incorporan nuevas ideas para ayudarnos a poder sacarle el máximo partido.

IMG_1864

Hoy os traemos la Responsiv 8L de Raidlight, una mochila que sigue la tendencia de mercado de asemejarse al máximo a un chaleco, llevando todo lo posible a la parte delantera para poder usar el mayor número de elementos sin tener que quitártela. Hemos recorrido más de 500km con esta mochila y probado muy bien cada una de sus novedades, ¿quieres saber el resultado?

Nada más abrir el paquete, la estética, materiales y colores de la Responsiv 8L nos resultan muy diferentes a lo visto hasta ahora, con todo ese tejido blanco con el logo grande hasta la parte de abajo y con ese formato tan rectangular. El otro gran protagonista es el tejido con corte láser que conforma los bolsillos delanteros, realizados a base de capas y cortes con costuras termopegadas para poder conseguir comodidad y múltiples tamaños donde acomodar todo lo necesario. Por último, en los costados nos sorprende mucho ver las dos roscas para el ajuste por enrollado micrométrico, algo que por ejemplo en Snowboard se ve mucho en las botas y se conoce comúnmente como “cri-cri” por el sonido que hace al ajustarlo.

Nos ha llamado la atención la bolsa que incorpora, a la que llaman “MEGA DRY POCKET” (bolsillo “mega seco”) que es lo que hace las veces de la típica bolsa hermética con cierre “zip” que muchos llevamos para poder mantener secas cosas como el móvil, otra camiseta, etc…, y que aunque no es más que una bolsa de plástico que cierra de forma estanca, es una opción que podemos usar para este propósito y que encaja perfectamente.

Pero no nos quedemos aquí, vayamos a correr con ella y veamos si la marca francesa ha conseguido que todo lo que tenían en la cabeza al diseñarla sea eficaz en la práctica.

Peso: Nos dicen en su web que este chaleco supone 160 gramos en carrera, sin embargo lo hemos pesado sin bolsa de agua ni botellines, sólo con la bolsa de plástico estanca que lleva de serie, y suma unos 240 gramos. No es lo que dice el fabricante pero, aun así, sigue siendo un peso mínimo para una mochila con esta capacidad.IMG_1911

Capacidad: Como suele ser habitual, el propio nombre nos indica la capacidad de almacenaje (ojo, no de agua) de esta mochila, que en este caso se va a 8 litros y que nos permite distribuir todo el material obligatorio de un ultra sin mucho problema. Su bolsillo principal es bastante amplio y destinado a guardar las cosas de mayor volumen como un chubasquero, unos pantalones, etc. Además, en este mismo bolsillo tenemos otro que forma el propio tejido exterior, más estrecho y que llega hasta el fondo, que también hemos usado para llevar cosas que utilizamos muy poco como la manta térmica, pilas de repuesto o cosas así. Los bastones podemos llevarlos por fuera en un sistema de correas elásticas con cierres rápidos pensados para este propósito, por lo que no nos van a ocupar hueco dentro de la mochila.

Accesibilidad: La tendencia a llevar cada vez más cosas delante le da más importancia a este punto. De nada sirve ir con muchos cacharros dando botes bajo tu cara si no puedes cogerlos sin casi mirar en carrera y volver a guardarlos, ¿verdad? Bien, la Responsiv 8L está muy pensada para que podamos acceder a los botellines blandos si los llevamos en este sitio y a todo lo que metamos en sus otros dos enormes bolsillos frontales bajo los primeros. Sin embargo, nuestra sensación es que si metes algo pequeño (como unos geles, una barrita o algo similar) en esos dos bolsillos, terminará yéndose hasta el fondo por los botes y resultará muy difícil recuperarlo. En nuestra opinión sería más práctico algún bolsillo más pequeño para cubrir esta necesidad.

Respecto a la accesibilidad a la parte de atrás o a los bastones, no hay forma de hacerlo mientras corremos, por lo que deberemos parar, quitarnos la mochila y proceder a sacar o guardar lo que queramos para continuar después.

Sistema de hidratación: Como venimos diciendo, esta mochila soporta tanto la bolsa de agua en la parte trasera (con el tubo que podemos sacar por un hombro y fijarlo con las gomas cruzadas que lleva a la altura de los hombros), como los botellines blandos o rígidos. Si combinamos los botellines de 600ml blandos de Raidlight que a los 500-600 Km han empezado a picarse (video en twitter) y una bolsa de agua normal de 1,5l, se consigue una capacidad enorme de líquido con la que podremos afrontar muchos kilómetros sin repostar (2,7 litros dan para mucho).

Sin embargo, hemos apreciado que si no usas los botellines con el tubo largo de Ridlight y prefieres usar la válvula normal corta de toda la vida, la sujeción no es la esperada, ya que los bolsillos no van muy tensos y da la sensación de que estén dados de sí. De hecho, si no los llevas inflados de agua o aire a tope y encaras una bajada técnica rápida, acaban saliéndose por los saltos. Esto no pasa si usamos las botellas con tubo largo porque las podemos fijar en las gomas de los hombros.

Si optamos por llevar la bolsa de agua detrás, el sistema de sujeción (de colgado) para la bolsa se comparte con el de su bolsa estanca para llevar objetos sensibles a la humedad. Este sistema de “percha” para la bolsa de hidratación no es más que un velcro largo, quizás demasiado al estar pensado para llevar las dos bolsas, lo que le da demasiada holgura y espacio para moverse a la bolsa de agua. Esto provocó que en un par de ocasiones, debido al movimiento excesivo, el sistema de pinza terminase por abrirse, perdiendo todo el agua. Sin duda, nos hubiese gustado algo más ajustado para la bolsa de hidratación.

Comodidad: El nivel de comodidad general de la mochila es alto, debido sobre todo a su bajo peso y al buen ajuste. Aquí intervienen los cierres del pecho, el material utilizado para fabricar la mochila y que se adapta perfectamente al cuerpo a la vez que transpira. El cierre micrométrico de los costados reduce un punto más la incomodidad de que vaya dando saltos en las bajadas, pero no vemos que sea un punto muy significativo respecto al incremento de coste que seguramente supone.IMG_1912

El punto negativo lo encontramos en el tema de la hidratación -el principal objetivo de la mochila- ya que la comodidad de llevar y, sobre todo, guardar las botellas blandas delante no está muy bien resuelto; el excesivo movimiento de las bolsas que llevamos colgadas detrás hace que el peso del agua acabe haciendo ceder el velcro y se suelten.

Precio: Por 135€ tienes disponible esta mochila en la web de Raidlight, que puedes encontrar en 3 tallas diferentes (elige bien la tuya).

El test: Hemos hecho más de 500km con la Responsiv 8L en todo tipo de condiciones y con todo tipo de configuraciones. El resultado general ha sido bueno, pero es una mochila que nos da a entender que se puede hacer más teniendo en cuenta toda la tecnología que lleva incorporada. Nos hubiera gustado que estuviesen mejor resueltas todas esas buenas ideas que los franceses han puesto en marcha, especialmente para mejorar la comodidad y la funcionalidad.IMG_1812

Con solo echar un vistazo se pone de manifiesto que Raidlight ha empleado los mejores materiales, ha mimado al máximo los detalles y ha usado el mejor equipo para confeccionarla (costuras, detalles, etc); sin embargo, tenemos claro que si los de Saint Pierre de Chartreuse están rápidos, tienen la oportunidad de hacer una segunda versión que, corrigiendo estas tres cosas que han dejado un poco flojas, se convierta no solo en una mochila que llame la atención por su diseño y materiales, si no en la mochila que todo trail runner quiera tener en la espalda cada vez que ponga un pie en la montaña.

Rating: 6,8

  • Peso: 9
  • Capacidad: 8
  • Accesibilidad: 6
  • Sistema de hidratación: 5
  • Comodidad: 6
  • Durabilidad: 7
  • Precio: 7
Anuncios

2 comentarios en “RaidLight Responsiv 8L: Mochila ultraligera llena de buenas ideas

  1. Hola
    Siempre leo con interés tus reviews porque me parecen honestas y objetivas.
    En el caso concreto de la Responsiv-8l, me sorprende lo que comentas sobre los problemas con los soft flask. Diría, tanto por tus comentarios como por las fotos, que has usado los bolsillos exteriores delanteros para los softflask en lugar de los interiores.
    De ser así, te sugiero que pruebes de la otra manera. Yo los llevo allí y no he tenido ningún problema, claro que soy un poco tortuga en ritmos.

    • Hola!
      Hemos probado tanto unos como otros, pero principalmente los que dices y con bidones de 600ml. Eso sí, como indicamos ahí el problema sólo se da cuando los usamos SIN pipeta.

      Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s