Camelbak Ultra Pro: La primera de su especie

Camelbak es una marca californiana muy conocida dentro del mundo de los sistemas de hidratación (si no la más conocida), y que ha diseñado productos para mantenernos hidratados en casi todos los deportes.

Hasta ahora, las mochilas de hidratación de la marca americana que usábamos para trail running estaban diseñadas también para BTT o confeccionadas sobre una base pensada para la bicicleta. Esto derivaba en un mayor peso, una estructura muy fuerte y marcada y gran capacidad que, en ocasiones, no es necesaria para carreras de montaña.

Camelbak-Ultra-Pro-04

La gente de Camelbak ha detectado este problema y ha diseñado una mochila totalmente desde cero, pensando más en capacidad flexible y funcionalidad, pero cuidando al máximo el peso y la comodidad; o lo que es lo mismo, una mochila exclusiva para el trailrunning. Así nace la Ultra Pro y nos disponemos a conocerla al detalle.

Los que conocemos un poco la marca y hemos probado alguna de sus mochilas (como probamos aquí la Ultra 10 hace un año), nos hemos sorprendido por su peso. Y es que sus 180gr de peso y su diseño de chaleco nos parecen un cambio tan radical en la filosofía de la marca, que estamos deseando probarla. Os adelantamos que es una review en exclusiva, ya que hasta el mes que viene no se pondrá a la venta. Vamos allá.

Peso: Como decíamos, hemos pesado la mochila obteniendo unos 180gr en la báscula, pero nos da una sensación aún más ligera cuando la llevamos puesta, principalmente gracias al diseño de chaleco que rompe con el antiguo estilo de la marca americana donde la parte trasera era la grande y rígida protagonista. La guerra por la mochila más ligera ha empezado y Camelbak ha pegado un golpe fuerte sobre la mesa.

Camelbak-Ultra-Pro-10

Capacidad: 5 litros de capacidad (no de agua) son lo que nos concede esta Ultra Pro. Es una capacidad más que adecuada para cualquier (o prácticamente cualquier) distancia en carreras de montaña. Este espacio se reparte en dos amplios compartimentos en la parte principal trasera sin cremalleras y otros dos de malla en los laterales. Tanto los dos compartimentos principales como los laterales cuentan con una malla elástica que permite albergar material (chubasquero, pantalones, frontales…) sin miedo a perderlo.

Delante contamos con los dos grandes compartimentos para las botellas. Sobre ellos tenemos dos pequeñísimos compartimentos en el lado izquierdo y uno amplio y cerrado con cremallera en el lado derecho, perfecto para llevar el móvil o las llaves.

Accesibilidad: No todo es capacidad, porque lo importante es poder acceder a lo que llevas con la mayor comodidad y la menor pérdida de tiempo posible. Ésta es la principal razón que está influyendo en la tendencia de convertir las mochilas en chalecos, desplazando la carga hacia la parte delantera. En la Ultra Pro vamos a poder acceder con mucha facilidad a todo lo que llevamos en la parte delantera y en los bolsillos laterales. Por supuesto, cuando hablamos de la parte trasera (aunque el bolsillo exterior vaya abierto por los laterales) es muy probable que tengamos que quitárnosla para acceder a cualquier cosa que hayamos guardado.

Sistema de hidratación: Como suele ser habitual contamos con varias configuraciones posibles. Podemos utilizar la bolsa con tubo en la parte trasera que hizo famosa a la marca, con un sistema de boquilla que nos parece tremendamente bueno, ya que tiene un gatillo que cierra el paso del agua. Además, el corte para beber mordiendo la boquilla nos permite un caudal variable y mucho más “generoso” que cualquier otra. Sin embargo, la también reconocidísima bolsa que Camelbak ha re-editado para hacerla algo más ergonómica, conserva esa tapa o sistema de llenado totalmente “oversized” o sobre dimensionada que no nos parece para nada sencillo de sacar-rellenar-cerrar-guardar y que es lo que necesitamos cuando corremos en montaña. Este punto necesitaría una revisión.

Además Camelbak ha modificado sus botellas flexibles o como ellos las llaman: “Quick Stow Flask”, haciéndolas de un material algo más grueso que evita que se piquen con la facilidad que lo hacen el resto de marcas, con un relieve exterior que nos facilita agarrarlas sin que se escurran cuando están mojadas y con un sistema de válvulas que permite regular el flujo de agua. Además incluyen una boquilla de silicona igual que la del tubo de la bolsa, haciendo de estas botellas nuestras nuevas favoritas.

Comodidad: En carreras de montaña, la funcionalidad de un chaleco o mochila puede quedar inutilizada si vamos incómodos. Para evitarlo, los californianos han utilizado lo que llaman el 3D vent mesh, un material muy ligero y agradable al contacto con la piel que permite, como podéis veis en la foto, el paso del aire evitando que se empape y resulte más incómodo. Este material se encuentra por toda la parte interior (la que toca con la espalda y el pecho) de la mochila y, junto al tejido suave que conforma las costuras y bordes o remates de cada zona que puede rozar o contactar con la piel, hacen que esta mochila sea muy cómoda. La tenemos en tres tallas disponibles y además tenemos el sistema de ajuste mediante las dos cintas y hebillas delanteras que nos permitirá hacer que no se mueva ni lo más mínimo.

Precio: La Ultra Pro sale al mercado en Octubre-Noviembre  por lo que aún no conocemos su precio final aunque, según lo que nos comentaron sus responsables, estará en línea con lo que tenemos en el mercado. Supone un gran competidor para las dos o tres marcas que estaban ahora mismo pegándose por repartirse el mercado con sus mochilas-chalecos ultraligeros.

El test: Unos 350km le hemos metido a esta mochila, parte de ellos incluso sin camiseta debido al calor, y nos ha sorprendido muchísimo la transpiración del producto, la comodidad y la cantidad de rangos de ajuste que permite.

En carrera hemos preferido siempre usarla con una bolsa de agua de Hydrapak y con el tubo de Camelbak ya que son, a nuestro entender, la combinación perfecta para un llenado rápido y un caudal agradable de agua. Si vais a hacer salidas cortas y preferís llevar botellas, os recomendamos que probéis las Quick Stow Flask por la durabilidad, por las boquillas y por su buen rendimiento.

Camelbak-Ultra-Pro-01

En resumen, y aunque la mochila es algo muy personal a lo que tardamos en acostumbrarnos, Camelbak por fin se mete en el mercado del trail running con modelos ligeros y que priman el peso y la accesibilidad en carrera por encima de la estructura y capacidad de sus modelos de BTT.

Rating: 7,1

  • Peso: 9
  • Capacidad: 7
  • Accesibilidad: 7
  • Hidratación: 6
  • Comodidad: 8
  • Precio: 6
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s