Hoka SPEED INSTINCT 2: Las Hoka que “vuelan” en montaña

Lo primero que nos llama la atención al sacarlas de la caja es lo “poco Hoka” que son estas Hoka, especialmente por esa mediasuela con un grosor tan contenido, algo extraño en la marca. También nos centramos en esos cordones elásticos y en los colores tan llamativos del upper, de la suela y de la zapatilla en general; ideal si os gusta que se os vea venir. La sensación que transmiten en mano es de bastante ligereza (una sensación habitual en Hoka) y si tuviéramos que apostar, diríamos que la suela no va a durar mucho. Pero… ¡eh!, no sería la primera vez que nos llevamos una sorpresa.

Solo hay una forma de salir de dudas. Nos las ponemos y nos preparamos a meterlas por todo tipo de terrenos.

Suela y mediasuela: La suela se caracteriza por un taqueado diferenciado entre la zona interior con tacos pequeños, compactos y en forma de flecha y la zona exterior con tacos rectangulares, algo más grandes y con la zona interna vacía. Los tacos se reparten por toda la zapatilla incluso en las zonas más exteriores, algo que nos proporciona un buen agarre en roca.

Lo que nos sorprende de la suela son las zonas sin taco y sin protección. De material blando (goma EVA amarilla) en la zona de metatarso, zonas de 10mm aprox en forma de rombo y de material muy muy blando (goma EVA negra) y con mucho espacio (varios cms) en la zona del talón. El desgaste de los tacos está dentro de lo habitual pero el desgaste de estas zonas de goma EVA sin protección ha sido un punto muy negativo, se clavan todas las piedras y llega al punto de ser doloroso.

La mediasuela con 23mm en talón y 20mm en metatarso nos dan un Drop de apenas 3mm, en material goma EVA con dos partes diferenciadas entre talón y metatarso. Pronto empezaron a aparecer las típicas arrugas en la mediasuela que fueron a más con el paso de los kms.

La plantilla es de un grosor apropiado, unos 2mm, y no ha sufrido ningún desgaste.

Lengüeta y cordaje: Lengüeta ancha y separada del upper, aunque no hemos notado que se mueva en exceso. Dispone de un acolchado apropiado y en tela tipo nido de abeja como todo el upper que proporciona una buena transpirabilidad.

El cordaje resulta curioso porque es elástico. Teníamos dudas de su comportamiento, pero realmente no hemos tenido problemas; una vez bien cordadas no hemos sufrido perdida de presión.

Upper: Upper de tela en nido de abeja, con buena transpiración y con zonas de termosellado que lo hacen más robusto y no afectan al peso de la zapatilla. La puntera tiene una pequeña protección que llega desde la suela y el talón está muy reforzado pero muy bien acolchado.

Lo que hemos notado es que la horma es más estrecha de la parte de la puntera que en otros modelos. Es verdad que la zapatilla es ancha de metatarso hacia talón, pero la zona de la puntera es estrecha por lo que tenemos poco espacio para los dedos, con esa sensación de llevarlos un poco apretados.

Aunque en esto último tiene parte de culpa el cambio de tallaje, y es que hemos tenido la sensación de que la marca ha modificado en este modelo las dimensiones de la zapatilla. Normalmente HOKA siempre tallaba grande y esta vez hemos tenido que sufrir con una zapatilla muy justa, algo que es un incordio en montaña, especialmente en bajadas muy pronunciadas. Ya sabéis el resultado: recuento de uñas al llegar.

También es importante decir que, después del test, el upper está como el primer día. Punto muy positivo y que contrasta con otros modelos como las SpeedGoat2 en las que el upper duraba más bien poco.

Comodidad: Punto fuerte de la zapatilla, la comodidad es muy importante, y esta zapatilla es muy muy cómoda exceptuando el problema que hemos tenido con los dedos y la talla. Para un pie estrecho y seleccionando la talla correcta, creemos que la zapatilla puede resultar muy cómoda, permitiéndonos además rodar rápido, ligeros y con buena transpirabilidad.

Durabilidad: Y este es el punto negativo. Apenas 250km y la zapatilla está para tirar ya que no creemos que podamos utilizarla más. Aunque la suela y los tacos han sufrido el desgaste habitual para el terreno y test que le hemos metido, la mediasuela ha reventado (casi literalmente) y ya no dispone de esa reacción que la caracteriza en cada pisada. A cada paso tocamos el suelo y nos clavamos cada piedra.

El resto de la zapatilla está en perfecto estado, pero si los cimientos de la zapatilla fallan, todo se derrumba. En nuestro caso se quedarán para dar paseos y poco más, pero desde luego no para correr.

Precio: 120€ en la Web de HOKA, un precio que está bastante bien para una zapatilla de Trail, pero que parece demasiado teniendo en cuenta lo que ha durado nuestro par. Correr con ellas nos habrá costado aproximadamente 50 céntimos el kilómetro.

El test: Hemos probado la zapatilla en todo tipo de terreno (excepto nieve) y todas las distancias: entrenos cortos e intensos, entrenos de carga y carreras. Como a simple vista definimos, la zapatilla es muy rápida y nos permite llevar buenos ritmos por montaña, aunque lo mejor de todo es la salida al asfalto o pista. La reacción es un valor importante en este tipo de terreno y la zapatilla se comporta muy bien, permitiéndonos hacer kilómetros a muy buen ritmo.

 

Un punto importante es la estabilidad. La zapatilla es algo más ancha que modelos anteriores en la zona de metatarso hacia el talón, lo que nos aporta gran seguridad. Si a esto le unimos el hecho de que la mediasuela es algo más baja de lo habitual (20mm- 23mm), tenemos una zapatilla que responde perfectamente en las zonas técnicas (piedra, raíces, canales, roca mojada, etc…).

Su drop bajo (3mm), nos permite empezar a trabajar la técnica de pisada sin llegar a ser un “Drop Zero”. A los que sufrimos de sobrecarga en el tendón de Aquiles este tipo de zapatillas nos aportan mucha comodidad.

Con una buena técnica y un peso no excesivo la suela puede llegar a durar algunos kilómetros extra, pero aun así seguiría siendo el punto flojo de esta zapatilla. Como ya os hemos contado, con apenas 250km tenemos una zapatilla que a simple vista está nueva, pero que ha dejado de “funcionar”. Os preguntaréis si estamos siendo exagerados; pues bien, cada persona es un mundo y seguramente haya quien pudiera seguir dándoles uso, pero para nosotros no aguantaban ni un solo entrenamiento más (y ojo que lo hemos intentado).

Lo descubrimos en mitad de una carrera, después de unos 14km (y a 7 para meta), corriendo a buen ritmo. Entramos en zona técnica y notamos un fuerte dolor en el talón. Primero no entendimos qué había pasado, pero luego nos dimos cuenta de que habíamos reventado la zapatilla: la parte blanda del talón no soportaba más impactos y acabamos la carrera pegando zapatazos al suelo y perdiendo toda la reacción que tanto nos aportó en los entrenos anteriores. Esto se debe a que el material de EVA de la media suela va comprimiendose por los impactos y la presión hasta que deja de ser reactivo. Una auténtica pena.

En resumen, la zapatilla es ligera y responde muy bien, aunque sufre en exceso en roca y terreno técnico. Además tiene un precio razonable, es estable, cómoda y está construida con buenos materiales que aguantan el maltrato. Es una zapatilla con la que vuelas pero desgraciadamente también vuela la vida útil de su media suela, que no soporta muchos kilómetros, algo imperdonable en unas zapatillas rápidas de trail. Quizás puedan ser recomendables para corredores que no estiren demasiado su calzado o que principalmente coman kilómetros en caminos y pistas en buen estado.

Rating: 5,8

Agarre: 6
Comodidad: 6
Durabilidad: 3
Amortiguación: 7
Ligereza: 7

Anuncios

2 comentarios en “Hoka SPEED INSTINCT 2: Las Hoka que “vuelan” en montaña

  1. Personalmente he usado las viejas durante muchos días y meses. Decir que para mi es un entremedio entre unas Challenge ATR y unas “normales”. Éstas tienen a mi parecer un mix cojonudo, amortiguan mucho y a su vez no se pasan de colchón. Corro taconeando poco y eso que comentas del talón no me ha pasado ni lo he notado.
    Si bien es cierto que parece que no vayan a durar demasiado a mi me han durado mucho y de hecho, agujereadas las sigo usando porque la suela está bastante bien. Decir que las uso unos 50km o 60km a la semana y que para nada me han parecido unas zapatillas que duren menos que algunas otras. Hago pistas, senderos, media montaña y asfalto. Son para mi un todo uso. La única pega que les pongo es que de agarre, si las fuerzas mucho bajando pierden grip rápidamente, una vez acostumbrado a ellas y sabiendo eso vas bien, ahora cuando avisan ya estás patinando. Si buscas un poco las puedes encontrar a buen precio, tengo otras en el armario esperando a que se queden en nada.
    Buena página y buenos reviews. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s