Gafas de sol en la montaña: Protege tus ojos; las mejores de 2018 para trail running

Cuando salimos a correr en la montaña solemos preferir que haga un día estupendo con sol y poco viento para disfrutar más del día, pero no debemos olvidar que hay que protegerse del sol, tanto la piel como los ojos. Es por esto que hoy os traemos los cuatro mejores modelos que tenemos para ir protegidos y cómodos en  nuestros entrenamientos y carreras de montaña.

img_1421

Es muy poco frecuente ver gafas de sol entre el material obligatorio o incluso en el recomendado de una carrera, pero nosotros lo vemos fundamental si vamos a pasar muchas horas en alta montaña ya que el sol puede pasarnos factura a medio y largo plazo. Lo que si es obligatorio por tanto es leer esta comparativa donde analizamos al detalle cada modelo. ¡No te lo pierdas!

De entre todos los modelos disponibles en el mercado y tras hacer un filtrado previo por prestaciones/precio hemos seleccionado tres marcas y cuatro modelos. En todos los casos tenemos una lente fotocromática que consideramos óptima para el trail running, ya que se adapta por sí sola a las diferentes intensidades de luz que vamos a encontrarnos durante la carrera a lo largo de muchas horas en la montaña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las elegidas son:

  • Rudy Tralyx
  • Rudy Fotonyk
  • Cébé S’track Pro
  • Adidas Eyewear Zonyk Aero Midcut Pro

A simple vista pueden parecernos todas válidas y gustarnos unas más que otras únicamente por el diseño, pero esto es TrailHero y vamos a verlas en detalle punto por punto para que sepas qué te estas poniendo en los ojos.

Diseño: A primera vista, por el color del modelo que hemos probado, las Fotonyk son las que más van a llamar la atención; pero no os quedéis únicamente con esa combinación de colores porque en la web tenéis más de 10 colores y combinaciones a elegir. Lo que más resalta en éstas son los “bumpers” inferiores en verde pero que son opcionales y podemos ponerlos o no según gustos/necesidades.

IMG_9457

Si no nos fijamos en los colores, con mayor o menor montura, todas tienen un aire similar de gafas deportivas o de competición. Todas excepto las Adidas, que con esas lentes sobredimensionadas  y esa pestaña superior con espuma pensada para evitar que el sudor caiga, las hacen ser sin duda el modelo más innovador de los cuatro.

Por lo demás, tenemos desde montura completa en las Fotonyk hasta montura mínima con los cristales prácticamente al aire como las Tralyx o las Cébé. Este punto de diseño que puede parecer simplemente estético, ahora veremos que influye (y mucho) en el resto de puntos.

Comodidad: El punto principal en unas gafas para correr en montaña, además de la protección de la lente, es la comodidad. En nuestro deporte se da la circunstancia de pasar por situaciones de todo tipo, zonas de calor y zonas de frío o viento. Por tanto, para que unas gafas nos acaben convenciendo tienen que darnos cero molestias llevándolas durante horas en todo tipo de circunstancias.

De aquí que el principal problema sea el calor. Y es que cuando comenzamos a sudar, enseguida nos invade una sensación de agobio cuando una montura cubre demasiado o cuando acabamos goteando por dentro del cristal con la consecuente pérdida de visibilidad. Hay veces que terminas viéndote obligado a llevarlas sobre la cabeza o a guardarlas directamente en la mochila.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En este aspecto vemos que lo más eficiente es dejar el máximo de lente al aire para que, en la medida de lo posible, circule el mayor volumen de aire detrás de los cristales evitando la sudoración excesiva (y el empañamiento). Es por esto que los dos modelos que mejor funcionan en este aspecto son las Tralyx y las S’Track Pro (en este orden) seguidas de las Fotonyk (mejoran mucho si quitamos los bumper). Destacaremos que el diseño de cristales de las Rudy Project Tralyx cuenta con unas perforaciones en las lentes que junto a la forma en la que van cortados nos facilita muchísimo el paso de aire de una forma indirecta al ojo y evita que se empañen y/o sudemos en exceso con la consiguiente molestia.

Las Adidas merecen un comentario adicional, ya que fueron diseñadas con esa banda superior con espuma para evitar precisamente que el sudor deslice por nuestra frente hasta los ojos, sin embargo y aunque funciona durante los primeros 10-15 minutos (dependiendo del calor y de lo que sudemos), una vez que la espuma se colapsa de humedad el goteo es constante y el resultado es el mismo que si lloviese dentro de las gafas, hasta que por efecto del viento o por el cambio de temperatura esta humedad desaparece de esa banda de espuma. La buena noticia es que esta banda es desmontable, por lo que si no nos va bien podemos quitarla sin problemas.

Además de este factor de la ventilación (muy importante y que puede arruinar una compra) existen otros que se centran fundamentalmente en el ajuste en patillas y nariz. Aquí cada marca tiene su sistema.

Cébé, por ejemplo, usa un doble sistema de fijación en sus patillas para sujetarlas perfectamente a la cabeza y el puente de la nariz es bastante profundo y flexible para evitar la molestia durante un uso prolongado. Este sistema funciona a la perfección, sobre todo si tienes el pelo corto, ya que puede enredarse si no es así. Para este caso Cébé sacó las S’Pring que carecen de esa doble sujeción en las patillas.

Rudy cuenta en sus dos modelos con un puente fabricado en un material flexible y ajustable a la medida que queramos de forma que se adapte a cualquier nariz. En el caso de las Tralyx cuenta además con los extremos de las patillas moldeables para que podamos “cerrarlas” a nuestro gusto obteniendo así un ajuste personalizado en la cabeza.

Adidas, las más innovadoras, vienen con un par de puentes intercambiables muy minimalistas y flexibles pero muy cómodos. Además, en el interior de las patillas cuentan con un engomado que evita que se resbalen y se muevan.

IMG_9703

En este punto destacan las Cébé por la sujección a la cabeza sin presionar y sin molestar lo más mínimo.

Lente: Cuando decidimos que necesitamos unas gafas de sol para la montaña, sabemos que ahí arriba puede pasar de todo, así que deberemos buscar algo para poder bajar a tope y protegernos del viento en días nublados y fríos, pero también que nos defienda de ese sol de justicia que muchas veces azota en las cumbres y que te ciega. Para esto, y después de probar de todo, lo mejor son los cristales (o lentes porque ya ninguna es de cristal) fotocromáticos. Estas lentes tienen la capacidad de oscurecerse o aclararse en función de la intensidad del sol, por lo que sólo tenemos que llevarlas puestas y ellas solas se adaptarán para que las condiciones de visión sean óptimas.

De los cuatro modelos, excepto las Adidas, todos permiten de una forma muy rápida intercambiar las lentes para colocar la que más nos convenga para cada tirada.

En esta ocasión vamos a comparar cuatro tipos de lentes que cubren desde que las tenemos prácticamente transparentes sin tintar (cat.1) hasta una protección adecuada para días de sol en montaña (cat. 3).

imgLensTechno2

Los dos modelos elegidos de Rudy Project tienen incluido en el precio que veis abajo las ImpactX Photochromic 2 Black, Adidas cuenta con VARIOtuned mientras que las Cébé usan la tecnología Variochrom Perfo. Más allá de estos nombres tan “atractivos”, nosotros nos quedaremos con la capacidad que cada una presente de aclararse y/o oscurecerse cuando lo necesitemos. Lo cierto es que las tres llegan al mismo nivel de protección con días de sol intenso, pero las Adidas se llegan a aclarar hasta el nivel Cat.0 (es decir, totalmente transparentes), lo que nos permite usarlas en días muy malos con viento (de ese que molesta especialmente en la cara). En esta circunstancia, se llevan un punto extra gracias a que se trata de unas lentes tan grandes que tapan una gran parte de la cara.

Respecto al resto, nos quedamos con las lentes ImpactX Photochromic 2 Black de Rudy por ser las más polivalentes y las que mejor nos han funcionado en carrera, adaptándose perfectamente al cambiar de senderos cerrados en bosque a praderas abiertas donde te pega el sol de cara. Una pasada la combinación de la montura Tralyx con estas lentes.

Screen Shot 2018-06-05 at 16.35.58

Destacamos también que, para cubrir este déficit de claridad en sus Variochrom Perfo, los chicos de Cébé nos incluyen en el paquete unas lentes cat.0 para usarlas en días nublados y de viento. Se agradece, pero hay que cambiarlas.

Durabilidad: Como decíamos antes, y más hablando de gafas orientadas a la práctica deportiva, la durabilidad es algo en lo que las marcas se esfuerzan, aunque no todas logran. Obtener una buena durabilidad y combinarlo con calidad y peso ligero siempre es complicado.

Está claro que si se te caen y las pisas puedes darlas por perdidas, pero aquí hablaremos de su durabilidad en cuanto a deterioro de materiales por el uso.

En este aspecto, las que nos han parecido más resistentes a nivel montura son las Fotonyk, sobre todo gracias a sus bumpers (de color chillón) que protegen la lente y le dan más rigidez y consistencia al conjunto completo. Eso sí, hay que tener en cuenta que no pasarás precisamente desapercibido si eliges esos colores 🙂 . No lejos quedan los otros tres modelos, pero que por sus monturas más minimalistas es normal que pierdan rigidez y por tanto sean más frágiles.

La banda de espuma de Adidas, al empaparse de sudor, con el tiempo va a ir desprendiéndose por lo que en esta situación y dado el resultado con el sudor recomendamos prescindir de dicha banda.

El test: En resumen y tras muchas horas con unas y otras puestas en todo tipo de condiciones, debemos decir que nos sentimos orgullosos de haber elegido estos cuatro modelos porque ninguno de ellos defrauda. Mención especial a los aspectos innovadores de Adidas Eyewear con su modelo Zonyk Aero Midcut Pro; nos alegra que se hayan “arriesgado” tanto y que de vez en cuando encontremos cosas en el mercado que nos sorprendan.

En cualquier caso, lo que más nos parece que haya marcado la diferencia es el punto de la ventilación del ojo. La sensación de que te caiga sudor por el interior de las gafas hacia los ojos y no poder quitártelo por llevarlas puestas es muy desagradable y en muchas ocasiones acabamos por prescindir de las gafas y ponerlas en la gorra o en la mochila. En este punto, las que menos problemas nos han dado son las Tralyx, seguidas de cerca por las S’Track y las Fotonyk.

La gente de Rudy Project ha clavado la idea y además de muy poca montura, nos da una lente que tiene esas pequeñas perforaciones de las que hablábamos por las que pasa el aire, lo que hace que si no es en condiciones de calor extremo donde no corra nada de viento y estemos sudando muchísimo, esa gota que tanto odiamos no caerá.

Tanto éstas como sus hermanas las Fotonyk son muy cómodas y no molestan al llevarlas muchas horas encima, aunque aquí la mejor sensación de agarre es para las Cébé S’track por su sistema de ajuste. Esto es algo controvertido porque si tienes el pelo largo sufrirás algún enganchón al quitártelas pero, si no es así, no se van a mover en toda la carrera.

Mezclando todos los puntos, sensaciones y experiencias, y si tenemos que elegir sólo unas nos quedaríamos con las Rudy Project Tralyx en la configuración que hemos enseñado aquí. Bien es cierto que su precio es más elevado, pero la calidad se paga y en este caso tienes gafas para rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s