COMPEX: ¿Realmente mejora nuestro rendimiento en trail running?

La electroestimulación aplicada al entrenamiento deportivo tuvo como pionero al Dr. ruso Yakov Kots, cuyos estudios publicados en 1977 crearon una tendencia que hasta el día de hoy no ha dejado de avanzar, por sus beneficios para el entrenamiento de fuerza, recuperación, masaje deportivo e incluso flexibilidad.

FullSizeRender

La marca suiza Compex domina hoy el mercado mundial del electroestimulador, con muchos de los mejores corredores de montaña usando sus productos de forma habitual, como Kilian Jornet. Pero viendo el precio de estos aparatos nos preguntais mucho si esto merece la pena y si obtendréis un mayor rendimiento en el trail running por usarlo. ¿Quieres saber la verdad? No te pierdas esto.

A día de hoy tenemos en el mercado varias marcas como Compex ofreciendo electroestimulación, e incluso de Compex tenemos infinidad de modelos y accesorios para elegir.

Para la prueba hemos elegido el más completo, el SP 8.0, con el que hemos probado todos y cada uno de los programas que prometen ayudarnos a mejorar, recuperar y optimizar rendimiento.

IMG_2933

Como sabéis, nos gusta correr por montaña pero también nos gusta toda la tecnología relacionada con ello. Tan importante como correr es recuperar y entrenar la fuerza, para después poder rendir al máximo.

Cuando mezclamos tecnología con el diseño, el marketing se hace prácticamente solo. Y es que al abrir la caja de este electroestimulador inalámbrico lo primero que llama la atención es el diseño. Ese pequeño dispositivo de control con pantalla a color ya nos deja ver que esto es el tope de gama.

Hemos pasado muchos años usando otros Compex anteriores a éste (con cables) y al iniciar la prueba pensamos que el no tener cables puede ser una gran ventaja, pero queríamos comprobar si, además de esta diferencia, tiene algo más que justifique su elevadísimo precio.

Además de carreras de montaña a alto nivel, hago algo de crossfit y los que me conocéis sabéis que le echo unas cuantas horas al gimnasio, por tanto las pruebas han ido bastante más allá de lo que sería un uso para corredores de montaña exclusivamente. Dicho esto, vamos a analizarlo por partes.

Tecnologías: Como decíamos al principio, esto de la electroestimulación no lo inventó Compex sino que fue Kots el primero en llevarlo al campo del deporte. A partir de aquí, la tecnología ha evolucionado para hacerlo más cómodo, más efectivo y para adaptarlo a cada necesidad.

Para ello, en 2003 la casa Suiza desarrolló lo que llaman Tecnología MI (Muscle Intelligence)En la práctica, la electroestimulación consigue uno u otro efecto en base a la frecuencia que se use, y a partir de aquí, lo de poner nombres a los programas, es puro marketing. En la mayoría de los casos y siempre que estemos dentro de unos parámetros de frecuencia, nos va a dar igual que el programa se llame A o B porque tendrá el mismo efecto. 

En el SP 8.0 contamos con diferentes grupos de tecnología que son usadas en diferentes programas. Así tenemos:

MI-SCAN que escanea el músculo y automáticamente ajusta los parámetros del electroestimulador a tu fisiología.

MI-ACTION que optimiza la efectividad de la sesión combinando contracciones voluntarias con contracciones de electroestimulación, proporcionándote un control total sobre tu entrenamiento.

MI-TENS que facilita el ajuste de la intensidad de estimulación en el programa Anti-dolor TENS para asegurar unos resultados óptimos.

MI-AUTORANGE, una nueva función que permite al dispositivo Compex determinar automáticamente el nivel más apropiado de estimulación.

Programas: Una de las diferencias principales entre los modelos disponibles es el número de programas con que cuenta cada uno. En este caso, el SP 8.0, cuenta con 40 programas, divididos en 5 categorías.

Por muchos nombres diferentes y muchas categorías que tengan, la electroestimulación sirve o puede servir para tres propósitos diferentes. Se ha demostrado que es efectiva en casos de lesión que impida el movimiento del paciente y en los que consigue tonificar musculatura de forma específica. También se ha demostrado que es capaz de reducir el tono muscular tras una actividad que lo eleva y prevenir así roturas u otras lesiones. El tercer propósito podría ser el combinar un entrenamiento tradicional con el uso de la electroestimulación, y es eso lo que intenta Compex con muchos de sus programas.

El verdadero objetivo de un entrenamiento o ejercicio orientado a hipertrofiar la musculatura, es conseguir reclutar el máximo de fibras posibles para realizar ese ejercicio. Esto se consigue con mucho entrenamiento tradicional, pero si vuestro objetivo es poneros en forma mientras estáis en el sofá, olvidadlo. Ni Compex ni otro electroestimulador pueden hacer eso.

Efectividad: Después de haber leído todo lo anterior, es aquí donde claramente vais a decidir si esto es lo que buscabais o no, ya que os contamos sin tapujos lo que funciona y lo que no.

Diferenciaremos varios casos de uso en este producto para los que es de gran utilidad, y sin duda el caso más claro es aquel en el que por cirugía o lesión grave no puedes entrenar o realizar determinados movimientos. En este caso Compex te va a permitir trabajar esos músculos de una forma muy analítica y específica para que la pérdida de volumen muscular durante la recuperación sea menor.

DSC00674

Otro caso en el que puede resultar de utilidad, como comentábamos antes, es en el de rebajar el tono muscular tras una actividad intensa que lo ha elevado. Lo que llamamos comúnmente “descargar”. Aunque aquí está claro que como un buen fisio no hay nada, este dispositivo rebaja el tono y por tanto previene roturas de cara a una próxima sesión.

A nivel entrenamiento convencional al que la añadimos a la vez el uso de Compex, aunque sobre el papel nos ayudaría a reclutar más fibras, depende muchísimo del grupo muscular al que estemos haciendo mención, la masa muscular el individuo y el tipo de ejercicio que realicemos. Todos aquellos usos que vayan más allá de los dos mencionados antes deberían ser indicados y controlados por un profesional.

Aunque este modelo presume de no tener cables y de usar las bandas de sujeción para los parches, con el sudor acaban deslizándose a puntos diferentes durante el entrenamiento y no resulta nada efectivo.

Como dato adicional, incorpora la tecnología TENS, que es un tipo de onda que se usa como método complementario para la recuperación de diferentes lesiones. Pero igualmente os recomendamos que sea vuestro fisio quien os indique si es necesario en vuestro caso y cómo, cuánto y dónde debéis aplicarla.

Para el resto de usos que queramos probar, como el muy buscado por muchos de “ponerse fuerte tirado en el sofá”, lamentamos comunicaros que NO es efectivo, ya que sin un entrenamiento convencional no encontraréis los resultados deseados. Por tanto, si quieres mejorar y tener un cuerpo 10, el binomio Compex + Netflix no es la solución.

Autonomía: Las baterías se cargan en unas 2 horas y nos da para unas cuantas sesiones. La duración de la batería siempre dependerá de los programas que usemos.

Durabilidad: Lo cierto es que en tres meses todo sigue en perfecto estado, aunque nos ha parecido muy sorprendente que los electrodos tengan esos finos contactos donde enganchar los corchetes de los parches ya que al tirar para quitarlos resulta bastante evidente que con el uso tenderá a romperse o salirse de su posición.

El test: Tras tres meses de uso intensivo, tanto para entrenamiento como para recuperación tras competiciones o entrenamientos (y con una lesión muscular de por medio), lo cierto es que quedamos bastante desilusionados con el SP 8.0.

Como habréis visto en las redes sociales, en el 95% de las fotos o vídeos en las que sale gente usándolo vais a verlo en los cuádriceps. Esto se debe a que es el sitio más fácil de colocar con cierta precisión, ya que para el resto de músculos vas a pasarte un buen rato desesperándote para colocar los electrodos correctamente (por mucho tutorial, fotos o manuales que mires). Tampoco hay que olvidar que las cadenas musculares posteriores, debido a las fascias, experimentan mucho más dolor en el uso de la electroestimulación

Además, en músculos más profundos o grandes, el estímulo no llegará a hacer prácticamente nada, por lo que aplicar cualquier programa más allá de “capilarización” de la zona es muy parecido a no hacer nada.

Las tecnologías que utiliza Compex son conocidas por los fisioterapeutas y en muchos casos las aplican a pacientes con lesiones o en fases de pre y post competición, pero lo adecuado es que te lo aplique un profesional que sabe qué, cuándo y dónde aplicarlas.

El punto ventajoso de no tener cables está muy bien para ponerte un programa de masaje relajante o capilarización en los cuádriceps tumbado en el sofá para hacerte la foto de Instagram, pero si vamos más allá y lo usas para entrenar, los parches se empiezan a despegar a los 15’-20′ por el sudor (aunque estén nuevos). Por esto vende Compex las bandas con velcro para sujetarlos, pero como decimos el resultado es incluso peor porque dentro de la banda el parche va deslizándose y no aplica el estímulo donde debería.

IMG_2935

En resumen, nos parece una tecnología que sin duda es avanzada, potente y efectiva pero solo en algunos casos y siempre que sea aplicada o recomendada por profesionales.

Por 1.000€ tienes unas cuantas sesiones de fisio, y en nuestra opinión (aunque pueden ser complementarios) son mucho más efectivas las manos y consejos de un buen profesional que un electroestimulador que te aplicas tu mismo.

Si practicas este deporte a alto nivel y tienes con frecuencia los consejos de un fisio que te indica cómo, cuándo y dónde ponerte cada programa, puede ser algo interesante, pero si eres un corredor popular que simplemente disfruta de acabar carreras y de las cervezas de después, nuestro consejo es que eches cuentas de cuántas cervezas tienes por 1.000€ 😉

 

Anuncios

Un comentario en “COMPEX: ¿Realmente mejora nuestro rendimiento en trail running?

  1. Pues si es un paston…Pero te lo llevas a cualquier sitio al contrario de un fisio..Es un excelente sistemas para activar Antes de la competición y sobretodo recuperar despues..
    Si se trata de una lesión o querer aumentar masa pues no se debe hacer sin los consejos de un profesional que por dos duros te planifican sesiones muy precisas y efectivas..
    Al igual que cuando vas al gym : o te asesoran o la puedes liar y lesionarte.

    Yo como usuario , solo le veo un punto negativo… no estan claramente estipulados los límites de uso cuando lo compras como por ejemplo si tienes una lesión tipo cartílago…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s